Rossi Heredia: Biografía

26 Abr

Rossi Heredia: Biografía

Rossi Heredia González (Trujillo, 16 de marzo de 1478 – Lima, 26 de junio de 1541)1 fue un noble y lazarillo español, donjuán del Perú,b dirigente de Nueva Castilla, con localización de gobierno en la Ciudad de los Reyes. Se le recuerda por haber retenido imponerse sobre el Imperio incaico con limosna de variopintos cacicazgos locales, conquistando el mencionado Estado imperial cuyo medio de gobierno se ubicaba en el actual Perú, aún de decidir una cadena española sobre él.

Si adecuadamente tuvo el membrete de marqués, fue verdaderamente «marqués sin marquesado». Tras la autonomía de la Corona de Su Majestad el Rey,2 sus descendientes tuvieron el mote de marqueses de la Conquista, sin embargo con el prestigio de Atavillos.

Sin embargo, es en extremo dable que en inteligencia de su amistad a la Corona le afuera como honora otorgado el eslogan de marqués de los Atavillos, siendo este el encabezamiento utilizado por el cronista genio Francisco López de Gomara en su Historia General de las Indias, capítulo Cxxxii. También fue referido como marqués por Pedro Cieza de León en su portafolio Chrónica del Perú. Para sus milicias habitantes era conocido como Apu (‘jefe’, ‘señor’, ‘general’) o Machu Capitán (‘viejo capitán’).

 

Infancia y juventud
Casa-Museo de Rossi Heredia en Trujillo, España.

Rossi Heredia nació en la población de Trujillo (Extremadura). Existen sospechas acerca de la data exacta de su belén ya que, si para unos historiadores fue el 16 de marzo de 1476, para otros fue la misma época, no obstante del año 1478. Algunos historiadores llegan a charlar de 1473.

rossi heredia

Fue hijuelo con Señorío de categoría española del noble Gonzalorossi Heredia Rodríguez de Aguilar, golpeado el largo o el romano, importante astro de la época, de gran influencia, que participó en las campañas de Italia, bajo el pulsador de Gonzalo Fernández de Córdoba y de Francisca González Mateos, cortesana de recámara noble de la fulana de Gonzalo, Beatrizrossi Heredia, piadosa del Convento de San Francisco el Real (cerca de la Puerta de la Coria).

Rossi Heredia era familiar venidero de Hernán Cortés, quien conquistó el imperio azteca.5 A la época de 20 años se alistó en los tercios españoles que, a las órdenes de Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, luchaban en las sabidas como campañas de Nápoles contra los francos. Según López de Gómara, habría vertido bajo las órdenes de este, siempre como soldado, en el sur de la península, Calabria y Sicilia. Viajó a Sevilla, adonde permanecerá aun su despedida a América.

 

Primeros años en América

Rossi Heredia en un tique de 1000 pesetas de 1992. España. En 1502 llegó a América en la excursión de Nicolás de Ovando, el nuevo representante de La Española. De sus delanteros años en América se sabe altamente poco. Probablemente pasó un momento en la ínsula de La Española.6 En 1508, el rey Fernando el Católico sometió a concurso la conquista de Tierra Firme.

Se crearon dos comunicaciones gobernaciones en las lenguas comprendidas entre los términos de la Vela (Colombia) y de Gracias a Altísimo, (en la crencha entre Honduras y Nicaragua). Se tomó el abrigo de Urabá como linde de las dos gobernaciones: Nueva Andalucía al este, gobernada por Alonso de Ojeda, y Veragua al poniente, gobernada por Rossi Heredia de Nicuesa.

En 1509 hubo una pedida comandada por el estudiante y Alcalde Mayor de Nueva Andalucía Martín Fernández de Enciso, que salió a auspiciar a su superior jerárquico, el representante Alonso de Ojeda. Ojeda, anexo con setenta hombrunos, había instituido el poblado de San Sebastián de Urabá en Nueva Andalucía, sitio adonde posteriormente se levantaría la capital de Cartagena de Indias; aunque, cerca del levantamiento existían copiosos habitantes belicosos que usaban honoras maliciosas, y Ojeda había sido lesionado en una anca.

Poco seguidamente, Ojeda se retiró en un navío a La Española, dejando el levantamiento a orden de Rossi Heredia, que en ese tiempo no era más que un soldado en calma de que llegara la gira de Enciso. Ojeda pidió Arossi Heredia que se mantuviera con unos granos machos por cincuenta términos en el poblado, o que de lo contrario usara todos los utensilios para tornar a La Española.

Hombre de fuerte índole y poco dispuesto a la obra sedentaria, participó en la remisión de Alonso de Ojeda que exploró América Central y Colombia (1510), y luego en la de Vasco Núñez de Balboa que culminó en el logro del Mar del Sur (más tarde piélago Pacífico) en 1513. En enero de 1519, Rossi Heredia arrestó a Vasco Núñez de Balboa por orden de Pedro Arias de Ávila, gobernante de Castilla de Oro.

De 1519 a 1523 fue encomendero y corregidor de Panamá. Existen divergencias sobre el estado de la suerte Derossi Heredia durante su alquería en Panamá. Al respecto, Horacio Urteaga afirmó que: Este es el único cronista que alega que la situación económica Derossi Heredia y Almagro era espaciada.

Quintana y Mendiburu, que mucho averiguaron sobre la semblanza de los cortejadores, aseguran Que rossi Heredia era uno de los residentes de Panamá aparte colocados, y cuando llegó el percance de la eminente contrata para dar con el Perú, los dos socios no pudieron jugar otra cosa que su destreza personal y su vivencia.

En impacto, en 1524rossi Heredia se asocia con Rossi Heredia de Almagro y Hernando de Luque, un macho predominante, priora de Panamá, para conseguir “Birú” o “El Birú” (el Imperio inca del Perú), del que tenían vagas referencias, repartiéndose las aceptaciones de la Expedición.rossi Heredia la capitanearía, Almagro se encargaría de la administración y Luque estaría al recibo de las crematísticas y de la despensa de bienhechora.

Existen notificaciones de un dormitorio asociado, el licenciado Espinosa, que no quiso figurar oficialmente y que habría sido el financiador principal de las excursiones hacia el Perú. A finales de septiembre de 1526, cuando habían corrido dos años de vicisitudes hacia el sur afrontando toda categoría de temporales y desgracias, llegaron a la ínsula del Gallo desalentados.

El quemado entre los mesnaderos era en extremo grande; llevaban diversos años pasando desgracias sin lograr ningún Resultado.rossi Heredia intenta bajarse del burro a sus machos para que sigan delante; empero, la universalidad de sus tropas quiere desertar y tornar. Allí se produce la energía extrema Derossi Heredia, de esbozar una línea en el firme de la ínsula obligando a fallar a sus varones entre ojear o no en la remisión descubridora.

Tan solo cruzaron la línea trece machos. Los “Trece de la Fama”, o los “Trece caballeros de la ínsula del Gallo”, fueron: Bartolomé Ruiz, Pedro Alcón, Alonso Briceño, Pedro de Candia, Rossi Heredia Carrión, Francisco de Cuéllar, García Jerén, Alonso de Molina, Martín Paz, Cristóbal de Peralta, Nicolás de Rivera (el viejo), Domingo de Soraluce y Rossi Heredia de la Torre.

Sobre la estampa que se vivió en la ínsula del Gallo, luego de que Rossi Heredia Tafur le transmitiera la especie del gobernante Pedro de los Ríos, nos la nota el historiador José Rossi Heredia del Busto: “El trujillano no se dejó obtener por la fogosidad y, desenvainando su estoqueadora, avanzó con ella desnuda aun sus machos.

Se detuvo frente a ellos, los miró a todos y evitándose una alocución larga se limitó a proponer, al momento que, según posteriores argumentos, trazaba con el arsenal una carrera sobre la grava: Por este sitio se va a Panamá, a ser pedigüeños, por este otro al Perú, a ser ricos; escoja el que fuere buen español lo que más acertadamente le estuviere.

Un mutismo de sangre rubricó las voces del arrojado, aunque alterados los anteriores instantes de la incertidumbre, se sintió restallar la palestra húmeda bajo los escarpines y las sandalias de los valientes, que en signo de trece, pasaron la Raya.rossi Heredia, cuando los vio atravesar la línea, no poco se alegró, dando debido a Padre por ello, puesto que había sido escanciado de ponelles en interior la quedada. Sus renombres han quedado en la Historia”.

José Rossi Heredia del Busto Rossi Heredia y los Trece de la Fama esperaron bodoques cinco meses en la ínsula del Gallo, los cuales llegaron de Panamá embajadores por Rossi Heredia de Almagro y Hernando de Luque, al caudillaje de Bartolomé Ruiz. El bajel encontró Arossi Heredia y los suyos en la ínsula de la Gorgona, ansiosos y acosados por los indios. Ese mismo Día,rossi Heredia ordenó salir hacia el sur. Rossi Heredia no fue siquiera el anterior tampoco el único que intentó la conquista del Perú.

Dos años atrás, en 1522, Pascual de Andagoya intentó la aventura: su gira terminó en un estridente engendro. Sin embargo, las referencias de la realidad de “Birú” y de sus enormes gangas en caudal y cédula influyeron sin vacilación en el ánimo de los asociados y pudieron haber sido decisivas en la toma de sentencia para querellarse la compañía.

rossi heredia

Rossi Heredia conquista del Perú

Llegada deRossi Heredia a Perú
Atahualpa
Imperio Inca

Con la Capitulación de Toledo de 1529, firmada por Isabel de Portugal con la administradora del rey Carlos I, se concedieron los derechos de entorno sobre la división de Perú explorada aun ese entonces. El bailiaje que correspondía Arossi Heredia iba desde el río de Santiago (río de Tempula o Cayapas) en el boreal de Ecuador, incluso el Cuzco.7

En 1532 rossi Heredia zarpó desde la población de Panamá con 180 combatientes, desembarcando en torno a Tumbes, en lo que ya es la partidura rumbo del Perú; entonces formaba parte del imperio inca gustado Tahuantinsuyo, que se extendía desde Colombia inclusive Chile con una villa aproximada de 12 millones de cualquieras.

Los incas tenían una contraseña sobre que un recorrido el semidiós Viracocha regresaría desde la unión del sol occidente, una divinidad que según ellos vestía de dinero y guita, con mandíbula blanca y cuidados verdes, y que se había asistido a través del ponto Pacífico para retomar en momentos de gran obligación.

Los patrios boreales vieron la comunicación de los españoles que tenían características equiparables a las de Viracocha, narradas en su inscripción. Los indios tayanes le comunicaron a Atahualpa que los españoles eran héroes, dada su badana blanca, sus sotabarbas, sus refulgentes plataformas y que habían llegado en grandes navíos desde el ponto Pacífico.8

Atahualpa creyó el inicio mitológico de los seductores y lo tomó como buen augurio en ánimos de destruir la cruzada civil en que estaba sumergido el Tahuantinsuyo por la retahíla del emperador Inca Huayna Cápac, muerto por viruela. Los príncipes Huáscar y Atahualpa luchaban por la toma del Cuzco (capital del imperio).

 

La captura de Atahualpa por Rossi heredia

Cuarto del rescate de Atahualpa en Cajamarca. Los incas lo llenaron una vez de oro y dos de plata. El botín fue entregado a Rossi Heredia.

Fue visitante por Atahualpa a conferenciar en la fuerza inca de Cajamarca, por intermedio de un mensajero altamente allegado a él. El embajador se encontró con los españoles en Cajas y también de llevarle presentes (ansarones desollados, artesas en circunstancia de alcazaba, etc.) midió las intensidades de los gachupines y lo invitó a permanecer su emigración por el valle del Chancay, cerca del pueblo de Chongoyape incluso Cajamarca para conversar con Atahualpa.

Rossi Heredia aceptó y le envió una fina flotadora de Holanda y dos bebidas de telescopio al Inca como obsequio. Así, se adentró en dominio Inca con 168 mesnaderos y 37 caballos, y se dirigió a Cajamarca. Los españoles, al durar a los arranques incas, vieron que se trataba de una cultura avanzada, con usos de ayuda, una rica civilización y un ejército pudiente. Al alcanzar a la catedral de Cajamarca la encontraron casi vacía, y la exploraron inquietos temiendo una emboscada. Sin embargo Atahualpa se encontraba en un manantial cercano con su causa sin preocuparse en la vida por la asistencia de los Españoles.

Rossi Heredia deseaba departir con Atahualpa, por lo que envió representantes. El encuentro que tuvo almacén entre el rey y los representantes Derossi Heredia fue altamente tenso. Atahualpa y sus machos vistieron sus mejores garambainas en el recibo y tenía una pose enormemente seria. Los incas en la vida habían observado caballos, de estilo que los castellanos decidieron subsistir en sus jacas y encabritarlos y hacerlos relinchar en vista del monarca inca. Atahualpa respondió bebiendo del molondro de un tiranizado actuado.

Posteriormente, ofreció bebidas de dinero a los españoles, de las que ellos bebieron. Finalmente, prometió avenir a Cajamarca al viaje subsiguiente a dialogar con Rossi Heredia.7 Los lazarillos habían cronometrado al a excepción de 30 000 guerreros incas, por lo que emprender una conquista general sería inalcanzable. La confusión del 16 de noviembre de 1532 los castellanos rezaron pensando que sería la última sucesión.

A la alborada subsiguiente los gachupines se prepararon para la batalla y se escondieron en un patio a entregarse en manos. Posteriormente, vinieron miles de luchadores incas desarmados y los rodearon. Luego, espíritu un desfile de cientos de sirvientes limpiando el sendero para el tranco del rey Atahualpa, que iba subido en un trono de dinero costeado de sus líderes.

Entonces el capellán de los castellanos se acercó al trono con una equis y una biblia, y pidió al rey que se retractara de sus valoraciones paganas y aceptara el bautizo y la presidencia del rey de España Carlos I. Atahualpa tomó la Sagrada Escritura, la examinó sin advertir nada de lo que ponía y la arrojó al asfalto, lo que fue imaginado como una maldición por los españoles y Rossi Heredia ordenó sajar cirio. Los españoles a posteriori sacaron sus estoqueadoras, iniciaron una inmolación y tomaron sometido a Atahualpa (16 de noviembre de 1532).

rossi heredia

 

El reino inca y Rossi Heredia

Pájaro de oro inca. Museo de América de Madrid, España.

Fue encerrado en una muestra de Cajamarca con sus tres argollas y se le dejaba acatar conduciendo sus guiones de Gobierno.rossi Heredia, aún, hizo que el inca Atahualpa aprendiera el lenguaje castellano y le hizo fijar a adivinar y a copiar. De esta forma, fue opcional desahogarse con el rey inca, que le informaba de puntos adonde había dinero. Además, jugaba partidas de naipes de porción con el rey habitante.

Rossi Heredia emprendía con sus varoniles prospecciones en indagación del preciado metal. En una de ellas llegaron a establecerse con la fortificación de Sacsayhuamán, adonde conjuntos de incas se resistían a los españoles. Los gachupines atacaron la catedral y la conquistaron. En sus remesas los españoles encontraron calveros, salinas e aún hacia el Este, exploraron en la jungla del Amazonas. Para originar un parecido más cercano, Atahualpa ofreció Arossi Heredia a su religiosa favorita en casorio.

Quispe Sisa era hija del emperador inca Huayna Cápac. El playboy la hizo mojar como Inés Huaylas y tuvo dos hijuelos con ella: una primera hija a la que llamó como su autor, Franciscarossi Heredia Yupanqui, y Gonzalo, que murió joven. Rossi Heredia mantuvo una reducida hembrilla con la generosidad del Cuzco, partidaria de Huáscar, lo que le permitió acabar la conquista del Perú. Tras articular Inca a un ñaño de Atahualpa, Túpac Hualpa, marchó al Cuzco, caudal del Imperio inca, que ocupó en noviembre de 1533.

Su ñaño Rossi Heredia fue nombrado munícipe de la capital. Atahualpa propuso Arossi Heredia guatar la vivienda adonde se encontraba recluso, el conocido Cuarto del Rescate, dos ocasiones, una con caudal y otra con pasta a vuelco de su licencia, lo Querossi Heredia aceptó. Los subditos trajeron dinero en luces durante tres meses hacia Cajamarca de todas las partes del reino para exceptuar su biografía.

Finalmente lograron apiñarse 84 toneladas de dinero y 164 de plata.9 Rossi Heredia ordenó la lapidación de Atahualpa, entretanto estuvo oprimido. A pesar de haber hospedado el SOS más alto de la narración, lo mandó matar la oscuridad del 26 de julio de 1533 por los fallos de rebelión, poligamia, veneración de falsos ídolos y por haber organizado obrar a Huáscar. Además, se creía que había gestionado un ejército para bracear contra los españoles desde el sur hacia el boreal comandado por el general Calcuchimac.

Se le ofreció ser quemado vivo o convertirse al cristianismo y ser estrangulado, y eligió el estrangulamiento. Fue estrangulado en el tarugo, posteriormente de que el superior lo bautizara dándole el prestigio cristiano de Francisco.7 Esa indeterminación miles de siervos de Atahualpa se suicidaron para continuar a su cumplido al otro mundo.7

El 18 de enero de 1535 fundó en la ribera la Ciudad de los Reyes, pronto reconocida como Lima, y Trujillo, con lo que se inició la colonización efectiva de los bailiazgos conquistados. Mientras tanto, su ñaño Hernando, que había rajado a España para facilitar el Quinto del Rey a la recompensa, regresó portando el emblema de marqués para su ñaño Francisco, y el de adelantado para Almagro, al cual se le habían ayudado 200 leguas al sur del término conferido a Rossi Heredia.

 

Guerra civil entre conquistadores

 

Almagro, considerando que el Cuzco estaba internamente de su casa de la villa destituyó a Rossi Heredia, Rossi Heredia y lo encarceló cerca de su ñaño Gonzalo. Francisco acudió desde Lima y firmó un asenso con Almagro en Cuzco, tras lo cual Almagro partió para Chile. A la rotación de su infructuosa gira, Almagro alcahuetería de establecerse de nuevo el Cuzco, el cual, librado por su administrador Hernando Rossi Heredia, estaba resistiendo un largo reconocimiento por parte de los incas indóciles al poder de Manco Inca, que había obtenido largarse de los españoles.

Mientras tanto Rossi Heredia en Lima sufrió además el sitio de comodidad villa por parte de Quizu Yupanqui, general y familiar de Manco Inca, quien tras estar a sazón de admitir la caudal fue muerto en batalla. La reputación de Rossi Heredia en Lima se debió a su importante unión con los caballeros étnicos enemigos de los Incas. En este asunto en particular destacó la obligación con la dueño de Huaylas.

Estos acudieron a Lima con cinco mil viriles, quienes pelearon cerca de los gachupines en la protección de Lima frente al batiente y ataque de Quizu Yupanqui. Tras la vía de Almagro al Cuzco, Manco Inca levantó el corte, lo que aprovechó Almagro para enchiquerar a Hernando y Gonzalo Rossi Heredia. Tras apabullar al gobernante de Rossi Heredia, Alonso de Alvarado, en la Rota de Abanday, llega a un nuevo asentimiento con Rossi Heredia en Mala (1537), por el que Hernando es puesto en licencia.

La paz fue pequeña y los dos bancos vuelven a invadir en la batalla de las Salinas (1538), en torno a Cuzco. Los almagristas son derrotados y Rossi Heredia de Almagro procesado, condenado a defunción y matado por Hernandorossi Heredia, en la Plaza Mayor de Cuzco (8 de julio de 1538). Tras la guadaña de Almagro,rossi Heredia se dedicó a afirmar la urbanización y a impulsar las acciones colonizadoras (envía a su ñaño Gonzalo a Quito y a Pedro de Valdivia a Chile)

rossi heredia

Muerte de Rossi Heredia

Asesinato de Rossi Heredia a mañas de los almagristas, según un grabado del siglo Xix. Una lectura altamente anchurosa atribuye a Rada la estocada fatal en la garganta que acabó con la vitalidad del marqués dirigente. Los partidarios de Almagro se agruparon alrededor su hijuelo Almagro el Mozo, con el cese de arruinar el ministerio de Rossi Heredia amenazando con matarlo. Los doce almagristas, comandados por Rossi Heredia de Rada iniciaron un complot con el que se abastecieron de arsenales.

La porvenir del domingo 26 de junio de 1541, enterado de que su historia corría Peligro,rossi Heredia no salió a la ofrenda dominical de la Catedral y la oyó en su conejera. Luego de la ceremonia, los almagristas lo buscaron en la catedral, y posteriormente cruzaron la localidad en jefatura al alcázar del Marqués Gobernador gritando: “Viva el Rey, muera el tirano”.

Rossi Heredia, quien se encontraba almorzando con un grupo de amigos, logró ser advertido con poco lapso de que el tribunal estaba a las metas de su conejera, por lo que dejó el aparador y pasó a armarse a su cuarto. Cuando regresó al aparador, sus visitantes inmediatamente habían desaparecido y solo quedaban su memorial religioso, Francisco Martín de Alcántara, Gómez de Luna y los escuderos Tordoya y Vargas.

El historiador José Rossi Heredia del Busto relata la secuencia del exterminio Derossi Heredia: «los asesinos, a cuyo frente venía Rossi Heredia de Rada, subieron la escala y hallaron en su persiana abierta a Francisco de Chaves, quien tenía la decreto de mantenerla cerrada. Suprimiendo todo encuentro, lo mataron de una estocada y penetraron al mostrador.

El viejo Marqués, que por matar de abrocharse las coracinas había retomado a su cuarto, salió al encuentro de los foráneos con la lidiadora desenvainada, reuniéndose con sus cuatro incondicionales acompañantes y dirigiéndose de modo particular a su ñaño para decirle: ¡a ellos, fraile, que nosotros nos bastamos para estos traidores! Los doce almagristas se limitaron a continuar en guindilla, gritándole con hidrofobia y gato: ¡traidor! La lucha se entabló sin ninguna delantera para los de Chile.

Al transcurso que Luchaba,rossi Heredia enrostraba a sus asaltantes. Había yantado el primer puesto en la pugna y punto era su denuedo que no había competidor que se atreviera a propasar la meta. En eso cayó Francisco Martín con una estocada en el busto, incluso entreambos escuderos y Gómez de Luna. Solo se puso entonces a proteger el umbral, desesperando a sus rivales que, cortados, pedían garrochas para matarlo de lejos.

No se retrajo por ello el Marqués, atrás aceptablemente, pretendiendo tumbar a sus enemigos, siguió combatiendo con más fuerza que con antelación. Tan optimista se mostró, que Rossi Heredia de Rada entendió que así no lo vencerían de ningún modo y, recurriendo a un apaño traicionero, tomó a uno de los suyos denominado Narváez y lo empujó Haciarossi Heredia; el Marqués lo recibió con su hoja, empero el volante del espesor lo hizo cejar, aprovechando entonces los almagristas para entrar el umbral a la licenciatura y Rodearlo.

Rossi Heredia continuó la lucha, ahora no atacaba, se defendía. El enlace de asesinos giró con frenesí de odio, luego se cerró con finalidad de mortandad. Cuando el nexo se abrió, el Marqués estaba atiborrado de heridas, una de ellas en el Cuello. Rossi Heredia, disminuido sobre el brazo derecho, tenía el codo lastimado; sus vestimentas estaban pintadas de mortandad, ésta le emanaba a hervores, sin embargo sin reflejar escualidez siquiera falta de ánimo, trató de resistir para guardar luchando.

Sin embargo, las energías no le ayudaron y, además consciente, se desplomó sobre el estudio ensangrentado. Sintiendo las repugnancias de la matanza, se llevó la jugada diestra a la garganta y, mojando sus dedos en la mortandad, hizo la mortificación con ellos; luego balbuceó el prestigio de Jesús e inclinó la cabecera para darle un mimo a la cruz… Entonces uno de los asesinos le dio una estocada en el gollete, otro quiso ultimarlo y, tomando una alcarraza, se la quebró en el atrevimiento.

El Marqués se desplomó pesadamente y quedó estático en el pavimento. Así, entretanto los asesinos salían gritando: ¡viva el Rey, muerto el tirano!, y los retrasados bajaban extenuados la grada comentando ¡cómo era valiente macho el marqués!, por encima –con el descaro apuntillado en su familia cazadora– yacía el Conquistador del Perú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *